LirioAustral

Saturday, October 22, 2005

Padre Alberto Hurtado, un santo para Chile.

¿Qué es lo que el mundo valora para convertir a un hombre de carne y hueso en un personaje histórico, como un hombre extraordinario o cómo define a una persona de éxito?
Ciertamente los libros de Historia están llenos de ejemplos, y cada año, también, salen listas de los hombres más ricos del mundo. de los que ganan más en el cine, de los más elegantes, de los más sexis, de los más bellos, etc.
Sin embargo, El Padre Alberto Hurtado, se ha ganado un sitio en la historia chilena y en la historia de la Iglesia, en nuestros corazones, por haber vivido a plenitud el amor de Dios. "Abandonó todo, pudiendo tenerlo todo, pues obtuvo el título de abogado, con excelentes calificaciones y admirado por todos. Era un hombre de oración en todas sus expresiones ( la oración vocal, la meditación y la contemplación) y vivía con alegría las virtudes teologales: Fe, Esperanza y caridad. Era un hombre de acción, aún antes de ser ordenado sacerdote, manifiesta su profundo compromiso con los pobres y se reveló ante la injusticia: En un retiro para señorashablo sobre la miseria que hay en santiago y la necesidad dela caridad: "Cristo vaga en las calles en la persona de tantos pobres, de enfermos, desalojados de sus miseros conventillos. Cristo acurrucado bajo los puentes, en la persona de tantos niños que no tienen a quién llamar padre, que carecen hace muchos años del beso de la madre sobre su frente. Cristo no tiene hogar.¿ No queremos dárselo nosotros que tenemos la dicha de tener un hogar confortable, comida abundante, medios para educar y asegurar el porvenir de nuestros hijos? Lo que hagan al más pequeño de mis hermanos me lo hacen a Mí, ha dicho Jesús. Así nace "El hogar de Cristo". A la salida de aquel retiro recibe las primeras donaciones, un terreno, joyas y dinero en donde recibía a sus "patroncitos" Todo cristiano debe aspirar, decía, ha hacer lo que hace, como Cristo lo haría en su lugar. Hay que devolverles, decía, la conciencia de su valor como personas, su dignidad de ciudadanos y de hijos de Dios.
Hoy es la ceremonia de canonización de Alberto, no es que en ella se convertirá en Santo, el lo era ya en vida, porque era un fuego que encendía otros fuegos, el fuego abrasador del AMOR de Dios.
Si están interesados en conocerle más, visiten esta pagina y esta otra.
Vivamos como él, agradecidos de todo lo que Dios nos ha regalado, diciendo: "Contento, Señor, contento"

Pax vobiscum

Labels:

6 Comments:

At 2:49 PM, Blogger danieLa® said...

Tienes mucha razón, esta ceremonia era sólo un trámite, porque él fue santo mucho antes, incluso antes de morir. Admirable su labor, es como que el corazón se te hincha cuando ves todo lo que dio por lo demás, todo lo que hizo por quienes no tenían nada, ni siquiera a alguien que les hiciera un poco de cariño. Y lo más importante, es que su labor era anónima, hasta que se corrió la voz de este cristo hecho persona.
Ojalá hubiese más gente tan noble como él, claramente el mundo sería distinto. Creo que a veces somos un poco egoístas con los que de verdad sufren y están solos.

Saludos para ti, y buena semana!

=)

 
At 5:28 PM, Blogger Marina said...

Hola...llegué a través de otro blog, creeeeeeo que Finitud. Qué lindo encontrar al Padre Hurtado acá. Yo soy de ARgentina y en el '98 se hizo un encuentro en Chile (de jóvenes) y varios amigos de acá fueron. Entre lo que trajeron, además de algunas canciones hermosas y la vivencia del encuentro, estaba el Padre Hurtado, de quien yo no tenía noticias. Así que leí su biografía, me alegré mucho de su santidad, y ese "Contento, Señor, contento", es de lo que todavía me resuena en momentos difíciles. Un abrazo.

 
At 10:50 PM, Blogger Lilian said...

Daniela:
Qué hermoso tu comentario :)
Todos, podriamos seguir su ejemplo, aunque sea un poquito, y cómo cambiaría el mundo.

Franca:
Grax por tu visita y comentario. Hermoso frase, cierto. También me gusta: " La alegría y el dolor son siempre la visita del Señor"

Un Abrazo.

 
At 11:24 PM, Anonymous Marta Salazar said...

Me parece excelente este comentario y todos los demás que has escrito sobre el Padre Hurtado o S. Alberto Hurtado. Gracias!

En todo caso, muchas veces, todos nosotros somos un poco como esos patroncitos que le dieron las joyas y el terreno, plata y quizás que más -muy bien todo- pero no nos damos nosotros y lo que JC pide -y lo pide siempre- es que nos demos nosotros mismos, que es lo que más nos cuesta...

Un abrazo fuerte por Waldiwien! Y gracias por tus estupendos artículos!

 
At 3:11 PM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 9:59 AM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 

Post a Comment

<< Home